"A través" - Despertando el Cielo Dormido

Actualizado: abr 28

Jamás me sentí más engalanado

que cuando me desnudé,

permaneciendo con las únicas vestiduras

de la corteza recubridora de fe.

¿Quién, ante tal belleza,

puede exportar su poder

postrándose ante una creación

que, si no de madera,

es de vana desesperación

y de púrpura ceguera?

Dirijo mi vista a lontananza.

Me esperan en la entre orilla

formada por el coral,

desbordante de paz en crianza.

Me paramento con espuma,

como estratos celestes me esperaban,

al penetrar mi alma en la bruma,

ungiéndome en el ponto, me deleitaba.

El salitre purgaba los pedazos

de injurias, juicios añejos.

A medida que se limpiaba el hollejo,

mi nuevo manto de enseñanzas, era trenzado.

Alcanzando el piélago de mi vida,

vislumbro mis maestros pasados,

recordándome que aquellos marcados

de tierras cuyo tiempo era computado,

disponían de infinidad de idas.

Cesé mi caminar, supe que era el momento.

Sentía sus presencias, me hacían vibrar

en quietud, las algas tejieron un lecho

donde recosté mi ser, aguardando orar.

Murmullos propiciadores de armonía

me hendían en una profundidad.

Imaginaréis una vasta sombría,

pero era la plenitud del mar, mi mar.

– A esta ribera arribarás,

no tengas presteza en regresar…

Susurró un destello que se extinguía.

Me iba aproximando al fondo,

y como si de plata se tratase

reflectó una forma refulgente.

– ¿Soy yo? – pregunté.

El reflejo afirmó haciendo que

de mis ojos brotara una lágrima.

Se fusionó con el agua.

– ¿Es ahora?

La imagen asintió:

– Abrázame – musitó.

Solté mi capa y sin desviar la mirada,

abrí mis brazos que atravesaron el espejo.

Deslumbrado por el fulgor quedé perplejo.

Sentí su fuego. No ardía. No quemaba.

Acercó su canto a mi percepción,

me acarició con una palabra.

De luz arrebatadora, trascendió.

Me deshizo como los pétalos de amapola:

– Despierta…

Descubrí mis recién estrenadas ventanas.

observé mi reflejo que me acogía

en una túnica sin escribir.

He resucitado, he nacido,

un océano virgen me está esperando.


de Tadeo Jesús Mora Benítez


24 vistas
  • Facebook
  • Instagram

© 2020 

  • YouTube
  • Twitter