Sal - Cantos al olvido

De la sal que roza

los senos de mi piel,

arda la higuera que brota,

seque en el pozo mi sed.

Que si fui ciego en la vereda,

ahora ya te puedo ver.

Que no es mudo el que late,

ni frío el calor que siento.

Que vivo a ratos amándote,

horas besando tu tiempo.

Que la luna se frene

en su circulo errante,

para mirar tus ojos esta noche,

para que sea eterna la forma

en que deseo besarte.

Quien mira el mundo


en la miel de tu mirada,

proteja el corazón fundido

antes de caer derretido

o completamente enamorada.

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo